Socialize

LinkedIn

Subscribe by Email

La Furia Roja, los Emprendedores y otros Superhéroes

El futbol no es la vida real.

En el futbol, los “PIGS” son toreros, mitad bailarines, mitad gladiadores. Son guerreros al estilo Espartaco – fuertes, trabajadores y llenos de fe: en el arte, en el juego, en si mismos. Son ganadores entrenados psicológicamente para superar cada reto trabajando en equipo y aprovechando de sus dones.

El tenis tampoco es la vida real.

En el tenis, Rafa Nadal es un tigre agazapado, un dragón escondido. Parece un chico normalito de 26 años pero está venciendo la historia. Ni lesiones, ni la separación de sus padres, ni la eterna elegancia de Federer, ni la sencilla brillantez de Djokovic son capaces de apagar sus ganas de autorrealizarse.

Aunque me encantó ver España humillando a Francia en la Eurocopa 2012, y me puso extático ver a Nadal acallando a Djokovic en los finales de Roland Garros, desafortunadamente las vidas de los deportistas de élite no tienen mucho que ver con la mía. Ver a mis héroes ganar partidos complicados es una forma excelente de escapar de la supuesta banalidad de la vida real y vivir una sensación de orgullo compartido, pero la explosión de adrenalina es efímera. La victoria no ha sido mía, y en cualquier caso it’s only a game.

El emprendimiento es la vida real. Los emprendedores son el motor de la economía mundial, gente normal como tú y como yo que crearon más del 70% de los puestos de trabajo en los EEUU durante los últimos 30 años. De hecho, según un estudio de PricewaterhouseCoopers, el 82% de los consejeros delegados de empresas estadounidenses creen que la Crisis seguirá o incluso empeorará. Pero el 83% creen que sus empresas crecerán, gracias en gran parte a nuevos modelos de negocio o nuevas líneas de productos.  Es decir,  su supervivencia dependerá de su capacidad de trabajar con emprendedores en un modelo de innovación abierta y / o de fomentar el espíritu emprendedor en sus empleados existentes.

Sin quitar importancia a los logros impresionantes de genios deportivos como Nadal o los Alonso, creo que hace falta también reconocer a los héroes reales que sostienen y sostendrán nuestra calidad de vida colectiva. 

Es gente como Javier Agüera Reneses, un emprendedor en serie con solo 19 años, que ha creado Geeksphone, el primer fabricante español de smartphones. Ya tiene una marca personal con alcance internacional, dado que ha sido nombrado Asesor Joven de la Vicepresidenta de la Comisión Europea Neelie Kroes y el Instituto de Tecnología de Massachussetts (MIT) le ha reconocido como uno de los talentos menores de 35 años llamados a cambiar el futuro.

Es gente como Sindhu Joseph, la emprendedora india y madre de dos hijos que montó Cognicor, una startup catalana acelerada por Wayra (la aceleradora de Telefónica). El viernes pasado la Comisión Europea seleccionó Cognicor como la mejor empresa tecnológica de recién creación en la UE y recibió un articulo favorable en The Wall Street Journal. (Se debería mencionar que dos de la tres finalistas eran startups españolas. Change Your Flight era la otra.)

Como Javier y Sindhu hay miles de emprendedores luchando como gladiadores en un foro empresarial. En un entorno imbuido de pesimismo y abatimiento, confían en su capacidad de cambiar el mundo y ganar a las grandes empresas, como David contra Goliat. No ven como barreras el hecho de ser joven, inmigrante, mujer o madre. Ven nuevos mundos de oportunidades donde otros ven techos de cristal.

Ahora sé por qué el pájaro enjaulado canta. Es por su espíritu emprendedor indomable, por el cual nada ni nadie puede callar sus ansias de volar. Gracias a ello transcenderemos esta Crisis.  

 

 

 

 

 

Fuente: http://blogs.cincodias.com/my-point-of-view/2012/06/la-furia-roja-nadal-y-los-emprendedores.html

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *


*

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>