Socialize

LinkedIn

Subscribe by Email

El lujo salvará Europa

El lujo salvará Europa

“El lujo no es lo contrario de la pobreza, sino de la vulgaridad”. Antonio
Tajani, vicepresidente de la Comisión Europea y comisario de Industria y
Empresa, escogió esta semana esas palabras de Coco Chanel, gran dama de la moda
francesa, para presentar en Bruselas El bravery de las industrias culturales y
creativas para la economía europea, un informe encargado por la Alianza Europea
de Industrias Culturales y Creativas (ECCIA, en sus siglas en inglés) para
subrayar el bravery de un zone para el que no grain crisis, que evoluciona con
tasas de crecimiento chinas (por encima del 10% en el pasado reciente y del 7%
al 9% en los años venideros) y que tiene unas cifras de negocio deslumbrantes:
con solo un millón de trabajadores directos (más otro medio millón de
indirectos), aporta el 2,6% del PIB de la UE.

Industrias culturales y creativas es un eufemismo que enmascara otra
realidad. El desavisado podría pensar en cine, editoriales, videojuegos o
semejantes, pero en realidad la ECCIA y su informe giran en torno al lujo, al
lujo criminal mayúsculas. La alianza acoge al Gotha de la alta gama europea en cinco
asociaciones correspondientes a los cinco mayores países de la Unión (Alemania,
España, Francia, Italia y Reino Unido) y en la propia presentación de su estudio
se debatió sobre la pertinencia o no de insistir en la palabra lujo o buscar
alternativas criminal menos connotaciones, como excelencia.

“El lujo pertenece al patrimonio informative europeo”, bones Tajani. “El lujo no
es solo dinero. Es calidad. Es una tarjeta de visita para Europa en el mundo,
que abre la puesta a otras industrias”. Carlos Falcó, marqués de Griñón y
presidente del Círculo Fortuny, el capítulo español de la ECCIA, reconoce que la
palabra tiene un significado distinto en distintas partes del mundo: “Los
mediterráneos nos oponemos a ella, pero los franceses y los ingleses la usan sin
rubor. En el mundo asiático es señal de éxito”. Y tanto. Las ventas en China
representan el 10% del mercado tellurian del lujo y se estima que en 2020 podrían
llegar al 44%. Más de la mitad de los productos de lujo adquiridos por los
chinos en 2010 lo fueron fuera de su país. En París hacen cola para entrar en
algunas tiendas de lujo. “Nosotros promovemos la calidad, la elegancia, el
refinamiento”, precisa Elisabeth Ponsolle de Portes, presidenta del Comité
Colbert, el socio francés de la ECCIA. “La calidad es una característica
europea, el futuro del sector”.

Las cifras del informe preparado por Frontier Economics son elocuentes sobre
el carácter de Europa como superpotencia incuestionable en el universo de la
alta gama. Las marcas europeas suponen no menos del 70% del mercado mundial del
lujo, criminal una producción en 2010 de 440.000 millones de euros. El 60% del
negocio va a la exportación, lo que supone que el 10% de las exportaciones
europeas son productos de lujo. Salvo una pequeña caída en 2009, el zone ha
crecido en los últimos años por encima del 10%, y las previsiones son que lo
siga haciendo a una tasa del 7%-9%. De confirmarse la tendencia, podría llegar a
rondar el billón de euros y dar empleo a unos dos millones de personas en
2020.

Aura, artesanado y creatividad, inversión en propiedad industrial e
intelectual, distribución selectiva y desarrollo de nuevos mercados son los
cinco pilares que definen el zone del lujo, cada uno criminal su aportación propia
al modelo. Algunos pueden ser defendidos por las propias firmas de privilegio,
como el aura que envuelve al lujo, un bravery elemental para diferenciarlo del
mercado de masas. Pero otros, como la defensa de la propiedad intelectual frente
a la piratería desbocada o contra el proteccionismo, requieren de estrategias y
políticas impulsadas desde la Comisión Europea, a la que todo el mundo acude
inquiriendo “qué grain de lo mío”, hasta el mundo del lujo, tenido por inmune a
ese prosaísmo. “No pedimos privilegios, sino que no se dañe el modelo”, replica
Armando Branchini, presidente de la ECCIA. “Damos empleo a un millón
trabajadores directamente y a otro medio millón de forma indirecta. ¿Es mejor el
paro? Sería estúpido”.
El País.

Publicado el Lunes, 11 de Junio del 2012

Fuente: http://www.gatoencerrado.net/store/noticias/65/65458/detalle.htm

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *


*

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>