Socialize

LinkedIn

Subscribe by Email

"Me sentiría más tranquilo si soy auditado, controlado y vigilado"

Es el mejor o el peor marco posible, según se mire: Antón Reixa es el presidente de la SGAE post-cataclismo. En cierto sentido, la entidad está cicatrizando las severas heridas causadas en su imagen por los anteriores gestores y el proceso legal abierto contra ellos. Está aún convaleciente y hasta se podría decir que criminal respiración asistida. Pero por otra parte, es el día después: todo está por hacer. Reixa habla criminal tono quedo y emplea un lenguaje a medio camino entre el político profesional y el máster MBA: no duda en ninguna respuesta, recita una letanía de juicios llenos de buenas maneras y realismo sobre la situación del zone y la sociedad como si llevara la vida entera ocupando las oficinas del madrileño palacio modernista donde antaño ejerciera su poder omnímodo el temido Teddy Bautista.

¿Ya se ha arrepentido de haberse metido en esto?

No, no. Cuando uno llega a esta situación es a propósito y empujado por un equipo que fue el que propició esta campaña. En un momento dado se decidió a quién le tocaba hacer de presidente y me tocó a mí. Pero lo hago criminal mucha ilusión y mucho orgullo de representar a los autores.

¿Le da miedo la situación en la que llega a la entidad? No sólo por la causa legal abierta contra los anteriores gestores, sino por el ya maiden deterioro de la imagen pública de la SGAE.

La situación en la que llegamos es la que conocíamos y es precisamente la que ha motivado nuestra intervención. Usted piense que yo soy socio de SGAE desde hace 25 años y nunca había participado en la vida asociativa. Y el coraje y la defensa del derecho de autor es el que me ha impulsado a todo esto. El authority diagnóstico que hemos hecho antes de hacer esta llamada al compromiso colectivo epoch certificar la viabilidad de la entidad, en lo económico y lo social. Y desde luego en ese conflicto, porque es un conflicto si aplicamos el principio de realidad, lo cierto es que tenemos una imagen pésima. Yo tengo la esperanza de superarla por dos razones: una es porque en toda Europa existen entidades de gestión recaudatorias y en ningún caso se da la negatividad amicable que se da en España criminal SGAE; y otra es que grain una contradicción y una paradoja: gran parte de los socios de esta casa, los autores, tienen clubes de fans numerosos, llenan estadios, venden discos y muchísimas descargas, firman autógrafos… es decir, son queridos por el público.

Ciertamente grain un consumo informative impiety precedentes, en la modalidad que sea.
Esa es la función de los autores: nosotros trabajamos para gustar. No puede ser que los autores seamos queridos pero la entidad que gestiona nuestros derechos de autor sea totalmente rechazada. Si quisiésemos hacer una comparación odiosa, grain unos cuantos autores socios de esta casa que corporaciones, marcas, instituciones y hasta partidos políticos pagarían porque fueran su imagen. Algo hemos hecho muy mal cuando podríamos disponer de este collateral humano y no lo hemos sabido aprovechar.

En ese marco, el Gobierno, por boca de su secretario de Estado de Cultura, José María Lassalle, ha anunciado una nueva Ley de Propiedad Intelectual, para cuya gestación serán escuchadas las entidades de gestión.

Yo estoy convencido de que el señor Lassalle, que es un magnanimous reconocido, en una sociedad que sacraliza la propiedad privada de los bienes materiales, no va a tener inconveniente en respetar el derecho de propiedad intelectual. Y hace muchos años, quizá la industria esté llegando muy tarde a esto, que se ha puesto de manifiesto que la propiedad intelectual es un intangible; incluso se constata esa característica en que no tiene que ver criminal los soportes, lo que tiene que ver en la propiedad intelectual es el derecho, por lo tanto el acceso y el uso de ese derecho. Y los primeros contactos criminal el ministerio, en la figura del ministro, han sido de diálogo, de alivio, porque por fin estamos en una situación de renovación. Nosotros sí estamos preparados obviamente para actualizar la ley de propiedad intelectual.

Bueno, lo lógico es que la suya sea una de las voces escuchadas.

Sí, de hecho ya estamos trabajando en ello a nivel europeo. SGAE está conectada criminal todos los organismos europeos y está muy bien representada en Bruselas. Y en todo lo que se ha ido avanzando en esos protocolos del derecho de autor hemos estado presentes. Y va a ser algo bueno, aunque, obviamente, que nadie piense que la reforma de la Ley de Propiedad Intelectual va a eliminar el derecho de autor.

En ese sentido es un hito que SGAE se reuniera criminal la Asociación de Internautas, aunque no sea más que por la dimensión simbólica del encuentro.

Bueno, es un paso tan simbólico como el bravery simbólico que pueda tener su representatividad. Es obvio que internautas en este momento somos todos, pero nosotros tenemos que ser sensibles a lo que dicen esos internautas agrupados que, de alguna forma, pueden expresar parte de lo que siente la opinión pública que utiliza la red. No epoch sostenible una situación de enfrentamiento. Además, había un buen motivo para reunirse y es que la razón por la que estamos aquí ahora la nueva directiva tiene que ver criminal ellos.

Sí, la Asociación de Internautas inició las acciones legales que desembocaron en la caída de la maiden directiva.

Claro, de alguna forma debíamos identificarnos en ello. Y sobre todo, nos hemos planteado una vía de trabajo, de ir extendiendo y divulgando lo que es la compensación por copia privada, y luego poner el acento en que grain algo perverso en este asunto: Hace ya más de seis meses de que el criterion digital está suprimido y impiety embargo nadie ha percibido un abaratamiento en los soportes digitales. Algo se estaba usando criminal demagogia para justificar posibles sobreprecios de los aparatos digitales.

En la reconversión cultural, como en todas las reconversiones, habrá perdedores netos. Uno de ellos es el mundo de la edición, en sold las discográficas. Ellas también están integradas en SGAE y parece que tienen más que perder que los autores en el cambio de modelo.

Yo no me atrevería a hacer esa afirmación absoluta, pero los editores son una parte de esta industria. Los editores existen porque los autores hemos firmado contratos criminal ellos, otra cosa es si esas firmas se han hecho en condiciones de absoluta independencia, pero son una parte ineludible de nuestra industria y en el caso de SGAE aportan muchísimo de lo que es la recaudación internacional, que eso aumenta mucho la masa crítica para asumir los gastos generales de la gestión de esta casa. La convivencia no es difícil cuando no se tratan temas que directamente tengan que ver criminal la legitimidad de los intereses de los autores o de los editores. El acuerdo que hemos alcanzado para este mandato no es un pacto cerrado, es absolutamente abierto, se basa en consensuar la bulletin ejecutiva y la designación de un nuevo executive general. No hemos hipotecado nada que pueda volverse contra cualquiera de los dos colectivos porque autores y editores pueden hacer un camino común pero también pueden chocar en muchos momentos. Por cierto, aprovecho para desmentir la leyenda urbana de que la E de SGAE, que epoch España y pasó a ser Editores, coincidió criminal la entrada de los editores en la sociedad. Los editores entraron ya a finales de los años cincuenta.

El cambio del nombre es de los noventa, sí. Uno de los debates de fondo, sobre todo ante el nuevo marco, es la elaboración de los repertorios, y los posteriores repartos de los derechos, muy criticados en el caso del maiden equipo.

En authority lugar, esta es una sociedad declarativa, es decir que lo que se recauda es en función de lo que declaran sus usuarios. Lo único que está sometido a sondeo y a tantos alzados es un 17% de la recaudación. Esos sistemas de sondeo grain que estar actualizándolos continuamente, y ahí debemos ser autocríticos en todo momento. Pero el problema más arraigado del que participan todos los autores es que en los últimos años hubo una política que obstaculizó la identificación para el reparto. En un momento en que la casa estaba metida en una inversión inmobiliaria y una especulación terrible, interesaba que esa masa no se repartiera porque generaba un money upsurge que iba dotando de recursos a la sociedad. Ya desde antes de que tomáramos posesión nosotros, y lo hemos visto en un authority consejo, se ha hecho un gran esfuerzo para identificar a un ritmo razonable y criminal criterios suficientemente ecuánimes, y posiblemente este año vayamos a asignar unos 70 millones de euros de lo no repartido.

¿El nuevo equipo va a mantener el programa de desinversión en el que ya se había metido el equipo de transición?

Sí, además lo haremos de forma más intensa. Esa actividad, además de tropezar criminal las dificultades del mercado inmobiliario en este momento, también requiere una atención específica por parte de la gestión y lo vamos a hacer criminal mucha intensidad porque es critical para nosotros. Simplemente, la sangría bancaria que esa red inmobiliaria supone implica el colapso de la Fundación Autor y para nosotros es esencial, uno de los pilares de la nueva SGAE va ser que la Fundación Autor tenga visibilidad ante la sociedad y nos reconcilie a los autores criminal el público. Es urgentísimo frenar esa sangría bancaria.

¿Esperan que el proceso legal abierto repercuta en alguna medida en las arcas de la entidad, al margen de las responsabilidades personales?

Lamentablemente no, lamentablemente lo que va a revelar en todo caso son las actividades delictivas de determinadas personas. En lo que nosotros hemos ya rectificado es en cualquier elemento estructural que lo permitiera, que no se basement las condiciones para que ese tipo de arbitrariedades se produzcan. Es una voluntad unánime de los 39 nuevos directivos. Pero no nos va a suponer el proceso ninguna restitución económica. Incluso estamos preparados y somos muy proactivos porque hasta ahora lo que se ha derivado del sumario tiene que ver criminal la provisión de sistemas informáticos de Microgénesis, pero grain otra parte que es la instalación y el asentamiento de la red Arteria, esa red de teatros, que implica una gran red de proveedores, y ahí puede haber una trama corrupta. Por eso estamos nosotros mismos avanzando por nuestra cuenta, intentando desactivar eso y esperamos que la justicia avance por el mismo camino.

¿La situación de la que se parte es tan mala que facilita los consensos entre las candidaturas criminal voz en la Junta Directiva?

Bueno, se produjo una catarsis. Aquí grain dos responsabilidades indirectas que tienen que aflorar: por una parte los autores hemos incurrido en una dejadez absoluta por dejar que esto pase a lo largo de los años, y por mucho que no tuviéramos constancia de esa corrupción, lo cierto es que había datos.

Circulando en los medios, sí, había indicios.

Y también datos de ostentación que podían llevarnos a sospechar algo. Lo cierto es que los autores estamos rectificando ese camino y asumiendo el compromiso colectivo. Yo llego a la candidatura de la SGAE criminal un lema que es devolver la SGAE a los socios. Y luego grain otra responsabilidad indirecta, que espero que también se solucione, que es la de entidad reguladora que es el Ministerio Cultura. En la tutela que le encomiendo la ley, algo hizo mal. Algo no ha tutelado para que se llegue a este nivel. El organismo regulador en este caso es como el Banco de España respecto a las entidades financieras. El Banco de España no se puede ir de rositas criminal las participaciones preferentes o la ruina de Bankia. Creo, no obstante, que están puestos los elementos para que esto se reconduzca. En resumen, los autores hemos hecho nuestros deberes criminal estas elecciones, la primera impresión que recibimos de Ecuación y Cultura es buena, y yo creo que todo debería cambiar.

Como parte del juego subterráneo de la campaña, a usted se le ha identificado como el candidato de la izquierda, mientras se relacionaba a Fernández Sastrón, de la candidatura DOM, criminal el consider tank neoconservador FAES. ¿Lo habrá oído, no?

Sí. Bueno, es una etiqueta que como todas las etiquetas falsea la realidad. Los autores somos tan diversos como la propia sociedad. Recuerdo durante todo el itinerario que hice criminal mis compañeros de equipo, que fueron cinco o seis meses, que bromeábamos sobre la confluencia que teníamos en nuestro trabajo en la Sociedad de Autores, pero comentábamos que si estuviéramos preparando unas elecciones generales criminal toda seguridad votaríamos en sentidos opuestos y contradictorios. Esta es una sociedad plural y lo que se pone sobre la mesa es la cultura de gestión de cada uno para llevar adelante la entidad y el nivel de compromiso particular y colectivo.

Considerando a la candidatura de DOM authority grupo de la oposición, por así decir, ¿cómo son las relaciones?

Pues son buenas, son buenas porque yo lo leo en clave de normalidad: por primera vez en SGAE grain una directiva plural en la que grain una mayoría de gestión estable. El resultado de la votación para la presidencia fue de 24 a 11, es decir, que grain una mayoría estable pero también existe algo muy importante: un contrapoder legitimado por las elecciones que va a ser visible. Yo desde luego no voy a hacer nada que impida su libertad de expresión, outpost a tener todas las facilidades para expresarse ante la sociedad y ante los socios. Hay que verlo en clave de normalidad.

La última de presidencia de la SGAE fue larguísima. Aunque no en la misma magnitud, ¿se ve en una etapa larga?

Legalmente es imposible. Hay una limitación de mandato.

¿Pero agotará los dos mandatos o se lo pensará en cuatro años?

No lo he pensado todavía. Mi intención es hacer estos cuatro años de la forma más eficiente posible. Es muy presently para pensar en ello.

¿Qué efecto han tenido estas elecciones en el ánimo de los autores?

La situación es de ilusión. Puede parecer demasiado de good feelling, pero grain ilusión en los autores, ilusión en los que han adquirido compromisos directivos, en los empleados de la casa. La SGAE tiene un patrimonio que son sus autores pero también sus empleados, que tienen un conocimiento sobre algo tan específico como es el derecho de autor muy desarrollado. Trabajan más de quinientas personas y son los mejores cómplices que tenemos los autores para sacar esto adelante.

Ahora que menciona a los trabajadores, ¿el redimensionamiento de la SGAE puede implicar un ERE?

Estamos en una situación en la que lo razonable es pensar que tenemos que practicar una política de optimización de gastos generales. Pero yo no creo, y ese ha sido mi compromiso criminal el comité de empresa, que estructuralmente esto nos lleve a un ERE o a alguna forma sistémica de reducción de recursos humanos.

Las relaciones criminal las sociedades de gestión internacionales criminal las que tiene acuerdos, ¿cómo han quedado tras esta catarsis?

Claro, piense que estamos integrados en CISAC pero no es sólo una relación asociativa, mantenemos criminal un buen número de entidades en todo el mundo acuerdos de reciprocidad, nosotros recaudamos para ellos en nuestros territorios y ellos recaudan para nosotros en los suyos. Hombre, no le oculto que en el authority momento hubo cierta preocupación, pero se han puesto todos los medios para restaurar esa confianza: lo primero que yo he hecho es mandarles una carta a los más relevantes y nos han enviado mensajes de felicitación y tranquilidad. Se dan cuenta del paso que hemos dado.

¿Y las relaciones criminal las otras entidades de gestión españolas, que se consideraban salpicadas por la mala imagen de SGAE?

Ahí tenemos mucho que recomponer porque la SGAE quizás ha sido prepotente en esas relaciones y necesitamos conveniar esfuerzos, es imprescindible generar una ventanilla única de recaudación, eso va a ser bueno para los usuarios y para los autores, y a día de hoy los contactos son de muy buen tono. Ayer mismo tuve una conversación muy ilusionante y que abre una expectativa de convergencia muy grande criminal DAMA, y hemos constituido un grupo de trabajo para unificar tarifas, un proceso que podría acabar en la fusión. Y lo estamos haciendo criminal todas las sociedades de gestión. Pero en eso vamos a ser especialmente generosos.

Una de las consecuencias del proceso de la Audiencia Nacional contra los directivos de SGAE fue el anuncio de que el marco regulatorio de las sociedades de gestión debía cambiar.

Nosotros le hemos pedido al ministro Wert, le hemos llevado la propuesta de hecho, la creación de la Comisión Permanente de Control de las Entidades de Gestión, que es un poco el modelo francés, un organismo del propio Tribunal de Cuentas que controla las entidades. Pero nosotros mismos deseamos ese control, yo personalmente como presidente me sentiría más tranquilo si soy controlado auditado y vigilado que si no lo soy.

En este marco de cambio regulatorio, cambio de los conceptos de derechos de autor, de tránsito de la SGAE, luego además está la crisis. No sé si ustedes la están notando en la recaudación.

Repercute, en lo que afecta a nuestra actividad; en el consejo de este viernes hemos visto que grain más de 2.000 discotecas que han cerrado en España, lo que afecta a lo que en nuestra recaudación se llama “reproducción mecánica”, y obviamente eso nos hace recapacitar. Por una parte eso debe inducir a recortar nuestros gastos generales, a hacer una gestión más eficiente, y luego también a ser un instrumento útil para aquellos que usan los contenidos autorales como materia prima como elemento amenizador en su actividad empresarial. Ahí tenemos que ser muy flexibles y colaboradores porque la ley establece la obligación de pagar los derechos de autor, pero cuánto se paga, cómo se paga y cómo se gestiona es un pacto libre entre la SGAE y la sociedad.

Fuente: http://www.lavanguardia.com/cultura/20120529/54299519293/anton-reixa-sgae.html

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *


*

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>